Días en la Taiga

Hace unos días  regrese de una larga estancia fuera del país debido a que trabaje por pos pasados 5 años como director de una fábrica de máquinas de empaque en cerca de la  Taiga, uno de los lugares mas rudos para vivir en todo el mundo debido a su clima, particularmente por la naturaleza de los inviernos boreales del lugar, por su flora y fauna. La fabrica estaba basada en la provincia de Krasnoiarsk  en una ciudad al norte de Siberia cera del Mar Blanco, una experiencia que nunca olvidare y que me enseño de los verdaderos componentes de la vida.

La razón de ser de la locación aparentemente tan remota de la fábrica se debe a que todos nuestros empaques eran transportados a toda Asia navegando por el círculo polar viajando por Vladivostok para después entregar en Japón, Corea, China y en algunas veces viajando tan lejos hacia el sur como Australia. Ese viaje no lo hacia yo sino nuestros pilotos quienes traían reportes muy interesantes en sus libros de cabina. Sin embargo mi vida propia era tan interesante como la de los marineros ya que yo vivía en una cabaña en las afueras de la ciudad.

Ahí me di cuenta como vive la gente en esa zona del mundo en los profundos bosques de la taiga donde todo es extremo. Este es un lugar algo despoblado en comparación con otros lugares de Rusia, sin embargo aquellos quienes ahí viven aun saben mantener la existencia del viejo cazador que alimenta a su familia con la carne que caza y/ o del pescado que se pesca en los ríos y en el mar aunque vivan lejos de el: así vivía la gran mayoría de nuestros trabajadores quienes me invitaban a sus casas donde vi este modo antaño de vida.

Ahí por lo general la caza y la pesca son una misma aunque si existen aquellos quienes separan este margen de supervivencia y se especializan en algo. Nuestros trabajadores naturalmente se dedicaban al trabajo de la fábrica por lo que no tenían que cazar, sin embargo muchos de sus primos y hermanos si vivían de la flora y fauna. Como todo en la vida, en la taiga la pesca y la caza tienen sus tiempos. Por lo general, la pesca se da en la primavera y en el verano mientras que la caza de bestias grandes como cabra de montaña y lobo se lleva acabo en invierno incluyendo a uno que otro oso- a quien se les saca de la madriguera con humo de hoja de arce- cuando los lobos leen la mente de los cazadores: debe de quedar claro que en la taiga se caza para comer y sobrevivir no por deporte.

En el caso de la pesca es muy interesante ya que muchas veces para atrapar pez de buen tamaño se debe de navegar en canoa por el rio hasta llegar al mar, esto es particularmente bueno cuando los osos hambrientos después del inverno ocupan los ríos y comen cantidades litoral.

Así se pasan los días en la taiga.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *