Las cosas más molestas en el cine

Ir al cine debería ser una actividad para disfrutar y olvidarte por un par de horas de tu realidad, adentrándote en un mundo lleno de personajes que te ayudarán para no pensar en los problemas de la cotidianeidad; sin embargo, hay aspectos que podrían hacer que tu visita a una sala de cine sea un verdadero infierno y arruinar por completo tu diversión. Hoy quiero compartirles algunas de las que me han pasado y espero ustedes me compartan sus experiencias en la caja de los comentarios.

Creo que lo siguiente que les voy a mencionar nos ha pasado a todos, ya sea en mayor o en menor medida, y es la persona que se dedica a patear las butacas para cine. Algunas suelen hacerlo sin querer, cuando están cambiando de posición y estiran las piernas, incluso hay algunas que te ofrecen una disculpa y se les entiende. Pero si es un joven o ya un adulto que constantemente te está pateando es una situación muy frustrante. Yo lo que hago es voltearlos a ver con un semblante de molestia al principio, si continúa el golpeteo les pido de favor que dejen de patear mi asiento, generalmente esta última opción suele ser definitiva, sólo una ocasión no funcionó e intercambiamos palabras airadamente hasta que nos sacaron a ambos de la sala. Pero lo peor son los niños que patean el respaldo, pues pocos son los que entienden y generalmente es cuando los padres intervienen, pero hay papás que se molestan porque volteas a ver de mala manera a sus críos, en lugar de decirles que respeten a los demás.

No tengo nada en contra de las parejas que asisten al cine, es algo muy normal, común, pero hay cierto tipo de parejas que son insoportables. Algunas de las que me han tocado son las que truenan los besos muy fuertes, tienen una extraña manera de besarse y hacen un ruido fuerte que no molesta si es de vez en cuando, pero cuando es constante, como si quisieran que todos se enteraran de su amor, ya es insoportable. Otra de las parejitas que es insoportable, y en esta puede aplicar para una relación amorosa o de amistad, es la que se la pasa platicando sobre la película o uno de los dos le explica todo lo que va sucediendo. Algunas veces estas personas suelen llevarse unos silbidos por parte de los asistentes y en ocasiones llegan a tranquilizarse, pero otras pueden llegar a contestar. Por último, la parejita calenturienta, que es la que va al cine a querer tener relaciones o algo por el estilo, depende la cantidad de gente que haya. Es incómodo cuando están lo bastante cerca para verlos de reojo o cuando escuchas todos los ruidos que hacen.

Por último está la personas que toda la película se la pasa hablando, ya sea solo o con alguien. Me refiero a los que si ven un easter egg lo gritan para que todo el mundo nos enteremos, o los que se emocionan en voz alta con alguna frase, toma o escena. No digo que esto esté mal, pero si lo hacen durante las dos horas, es imposible de pasar desapercibido.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *