En Regresión

Hoy en la mañana tuve una reunión a las 9: 00 A.M en las oficinas de unos posibles clientes a quienes fuimos a presentar nuestros servicios y que esperamos que contraten con nosotros, algo que habremos de ver en los días que vienen. Sin embargo, esta reunión estuvo muy cerca de no haberse llevado acabo debido a que estuve muy cerca de no llegar debido a que entre en un camino que no era ya que los señalamientos viales estaban mal.  Gracias a esto, mi pesadilla más grande en términos laborales estuvo a punto de realizarse.

Creo que sobra el decir que mi peor miedo en el aspecto laboral es no llegar a una reunión importante lago que gracias a Dios  y al sentido común que se me ha sido otorgado nunca me ha pasado, pese a las innumerables teorías que afirman que los peores temores siempre suceden: hasta ahora puedo decir que en mi caso esto ha sido falso, aunque no puedo hablar por el futuro por venir. Sin embargo, también se dice que el futuro es hijo del presente y nieto del pasado y que existe una correlación cuasi genética entre los tres tiempos.

Si esto es cierto – algo que de acuerdo con la evidencia que he visto lo es- entonces tengo probablemente poco de que preocuparme siempre y cuando actué de la manera que hasta el día de hoy he actuado: es aquí donde se encuentra la clave de todo. Todas las personas en el mundo tenemos lo que se le conoce como “el peor escenario “  un escenario que puede ser distinto para con los distintos ramos de la vida y un escenario que por lo general es producto directo o indirecto de la semilla del temor.

Asimismo, muchas personas quienes quieren evitar vivir tras ese peor escenario intentan formar planes en caso de que este escenario algún día se vuelva realidad, algo que como les he dicho, no necesariamente pasa.  Algunas otras personas no formulan esta planificación de emergencia sino que piden consejo de aquellos a quienes ellos consideran como personas que saben de la vida sobre que es lo que se tiene que hacer en esos escenarios que varían dependiendo de persona a persona. Sin embargo me parece que ese es un enfoque incorrecto para hacer frente a esa amarga posibilidad.

Para mí, la mejor manera de hacerle frente a estos escenarios es no tener que hacerles frente.  Del modo que se puede no hacerles frente es no pensar en que haríamos en esa situación sino movernos paso a paso en reversa para ver que es lo que tiene que pasar desde un inicio hasta el ultimo resultado. Al hacer esto y al poner atención cuales son aquellos pasos que encontramos en la regresión, podemos saber que si podemos evitar así como tener bien en mente que con que uno de estos pasos sea alterado el peor escenario  no sucederá.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *